JHOVANNA RAMOS, sus inicios en la familia WIST’UPIKU.

Por admin2016
En octubre 16, 2019
376 Vistas

Para mí y mi familia la historia del estar en Wist’upiku es muy bonita y de mucho aprendizaje. Yo conocí la empresa a mis 17 años estaba en la universidad y uno siempre busca ingresos extra para los gastos, medio tiempo estudiaba y medio tiempo trabajaba. Me presenté en la oficina por un anuncio en el periódico y trabajé en varias sucursales, en ese tiempo comencé como mesera en el año 2008, trabaje un tiempo, por la universidad me tuve que retirar.

Regresé en la gestión 2010 y lo hice como cajera, trabaje un año y más, me postulé como auxiliar contable aunque solo podía medio turno, luego como asistente de gerencia con el Sr. Wilson Ramírez y mostrándome todo el equipo administrativo, dando mis aportes (cosa que a Gerencia le gustó de mí) y ya me daban más confianza;  por los conocimientos que había adquirido me fui a la ciudad de La Paz para poder hacerme cargo de la parte contable y también poder reestructurar un poco la parte de sistema como por 6 años.

Para mí los procesos me han sido mucho más fácil para poder adaptarme en el ciclo de la empresa, ya que conozco desde el trabajo operativo (en tiendas) como producción y es más sencillo comprender y permitirme encontrar las fallas.
Lo que siembra se cosecha, me he superado, cumplido mis metas, tengo una familia y la alegría para mis papás que han confiado en mí.

Fuera del trabajo mi vida es más tranquila, tengo dos niños y el tiempo que no estoy aquí se lo dedico a mis hijos son mi centro de atención, construimos momentos juntos como viajar o estar en casa pero compartir con ellos.

La empresa siempre colabora y reconoce el esfuerzo el trabajo de un trabajador, así que me siento muy agradecida por la confianza que tuvo la empresa conmigo para nuevos controles. Todo estudiante en la universidad o profesional, busque un recurso para ayudarse; hay mucho trabajo para los jóvenes en cargos operativos ya que no cuenta aún con la experiencia pero sin embargo cuando uno se enfoca en una meta de que quiere ser a futuro, donde se ve si lo piensa tan fuerte como lo siente, lo va a lograr.
Actitud y perseverancia, también no rendirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *